Utilización del Aseo - Preguntas Frecuentes

¿Por qué para ir al aseo, debo pedirle a la profesora que sea ella quien me abra las puertas y encienda las luces necesarias en vez de hacerlo yo, si al entrar ya desinfecté las manos con el gel hidroalcohólico?

Sabemos que al llegar te has limpiado y desinfectado las manos. Pero quizás en un momento, de forma involuntaria e inconsciente te rascaste una oreja, te tocaste la nariz, o las rodillas.... Aunque la probabilidad es muy muy pequeña, podrías haberte re-contaminado tú mismo las manos, con alguna sustancia o agente sospechoso que pudieses llevar encima. Además, aunque tenemos un protocolo de limpieza diario y unas medidas de restricción de acceso de extraños, queremos minimizar cualquier riesgo que un alumno pudiese afrontar tocando o manipulando superficies.

Por eso, salvo lo que sucede en el interior del aseo, todos los contactos están restringidos y solo los puede realizar la profesora.

 

¿Por qué para hacer un simple “pis” debo lavarme primero las manos, luego utilizar el wáter, volver a lavarme las manos, luego bajar la tapa del wáter, tirar de la cisterna y otra vez lavarme las manos?

El protocolo de los tres lavados de manos, antes de, después de, pero ante de, y finalmente, te garantiza a ti, y nos garantiza a todos, que en la práctica ni tú ni nadie estará en una situación de riesgo de contaminación por contacto y propagación.

Al llegar al aseo, podrías tener las manos contaminadas por un contacto involuntario contigo mismo (oreja, ropa, nariz, ....). En ese momento y ocasión, debes lavarte las manos, con agua y jabón, antes de proceder.

Una vez realices tus necesidades fisiológicas (incluido un simple “pis”), lo normal y correcto es que te limpies con el papel higiénico. Es de celulosa, poroso. En ese momento tus manos pueden contaminarse con restos y sustancias propias. Si tocases cualquier cosa en ese momento, actuarías como un pincel extendiendo por todo lo que tocas esos posibles restos y sustancias (incluyendo bacterias, virus, etc.).

Antes de proceder a tocar nada, incluyendo cerrar la tapa del WC y tirar el agua, debes lavarte las manos y asegurarte que están limpias y no propagas ningún resto orgánico procedente de ti.

A continuación, cierra la tapa del WC, ya que, si no lo haces, se provoca una gran nube de aerosoles con todo tipo de restos orgánicos y posibles gérmenes, que permanecerá un buen rato en el ambiente. Y ya puedes tirar el agua.

Ahora al salir, no olvides volver a lavarte las manos, y ya puedes abrir tú mismo la puerta y salir.

 

¿Al terminar de utilizar el aseo, después de tanto lavado de manos con agua y jabón, puedo pagar yo la luz y cerrar la puerta del aseo?

Una vez finalices el uso del aseo, y si has realizado las tres limpiezas de manos, puedes abrir tú la puerta por tus propios medios. Tú no transmitirás ninguna sustancia, y si todos hemos hecho lo mismo, nadie habrá transmitido ninguna sustancia sospechosa al tirador de la puerta. No obstante, cerrar la puerta y cerrar el interruptor de la luz lo debe hacer la profesora.